Como nos protege la ley cuando suplantan nuestra identidad en Internet

Hemos conocido la resolución de la AGPD por la que sanciona con 2000 euros la suplantación de identidad en la red social Badoo. Como suele ocurrir en estos casos, hay un trasfondo amoroso-sentimental de antiguas y nuevas parejas que hacen de Internet la versión evolucionada de la tradicional vendetta del despecho y del desquite pasional. En la misma línea que en supuestos anteriores, la suplantación de la identidad de la víctima no se hace por otra mejor parecida, sino por la de una personalidad de vida licenciosa y casquivana.

La novedad no reside en el hecho en sí de la suplantación, riesgo conocido por todos y con precedentes en nuestro país. Sea  por motivaciones como las expuestas, sea por afán de perjudicar a personajes conocidos (Lucía Etxevarría, Mariano Rajoy, Alejandro Sanz), o sea por ánimo de parodiar (Infanta Elena, Rey Juan Carlos I), lo cierto es que los casos son numerosos entre famosos y anónimos.

Lo novedoso es que sea la Agencia de Protección de Datos,  ente público independiente de naturaleza administrativa, quien se declare competente para conocer y tramitar el expediente sancionador. Lo hace alegando que la conducta de la acusada se contemplaba en la Ley Orgánica de Protección de Datos, cuyo artículo 6.1, exige expresamente que el tratamiento de los datos de carácter personal requiere el “consentimiento inequívoco” del afectado

En la mayoría de los casos, suplantar la identidad de otra persona va más allá de la mera utilización de sus datos personales para constituir un ataque al derecho fundamental al honor, la intimidad y la propia imagen de la víctima. ¿Podría entonces, como alegó la defensa de la sancionada, encuadrarse en la vía penal? ¿Es delito suplantar la identidad de otro?

Nuestro Código Penal establece en su artículo 401 que “El que usurpare el estado civil de otro será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años.” Puede que sorprenda la mención a estado civil y no a identidad, pero aquí debemos indicar que el Tribunal Supremo en su Sentencia de 23 de mayo de 1986 indica que “usurpar el estado civil de una persona es fingirse ella misma para usar de sus derechos, es suplantar su filiación, su paternidad, sus derechos conyugales, es la falsedad, aplicada a la persona y con el ánimo de sustituirse por otra real y verdadera”.

Siendo así, esta misma sentencia entiende que «usurpar el estado civil de una persona es fingirse ella misma para usar de sus derechos, es suplantar su filiación, su paternidad, sus derechos conyugales, es la falsedad aplicada a la persona y con el ánimo de sustituirse por otra real y verdadera». Acudiendo a la concepción dominante y a lo declarado por la jurisprudencia,  no basta una suplantación momentánea y parcial, sino que es preciso continuidad y persistencia, y asunción de la total personalidad ajena con ejercicio de sus derechos y acciones dentro de su «status» familiar y social.

Además, debe considerarse que acceder a una cuenta ajena puede constituir un delito de descubrimiento y revelación de secretos (artículos 197 y ss. del Código Penal). Una vez el individuo ha accedido al perfil o a la cuenta del otro si se hace pasar por el verdadero titular de la misma estará cometiendo un delito de usurpación de estado civil (401 del Código Penal).

Quedan por tanto excluidos del ámbito penal aquellos supuestos en que  se crea un perfil inventado o con datos falsos. El hecho de inventarse datos falsos para participar en una red social no es constitutivo del delito de usurpación de estado civil.

Todo ello sin perjuicio de las acciones civiles que puedan corresponder a la víctima al amparo de la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen. El carácter delictivo de la acción no impedirá el recurso al procedimiento de tutela judicial previsto en el artículo 9 de la citada norma.

Read more...

Os recomendamos visitar la web de www.acosoescolar.info

Esta página forma parte de la Campaña contra el Acoso Escolar diseñada por la ONG PROTEGELES: organización de protección de la infancia que trabaja en prevención y seguridad infantil en las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación -TIC-.

Esta web es una Helpline o Línea de Ayuda, creada con el objetivo de prestar apoyo y orientación personalizada a todos aquellos niños y adolescentes que están sufriendo acoso en el entorno escolar, por parte de alguno/os de sus compañeros. Tras esta página se encuentra un equipo de psicólogos, con experiencia en el trabajo con menores a través de Internet, así como profesionales de la seguridad infantil.

www.acosoescolar.info

Read more...

El «sexting» llega al límite: una menor de 13 años graba un vídeo sexual con una niña de 3.

La Policía Nacional detiene a seis menores de edad por difundir las imágenes en internet.

magínese que va con su hija a casa de un familiar en la que hay otra menor. No tendría temor en dejar a su pequeña jugando con la joven. Pues quizá debería. El «sexting», subir y difundir imágenes con contenido íntimo a la red, supera los límites de lo imaginable. Tras varias semanas de investigación, un equipo de agentes de la Policía Nacional detuvo ayer a seis menores por difundir un vídeo y diversas fotografías de contenido sexual protagonizado por dos niñas, también menores de edad. Pero una de ellas, la de 13 años, no es precisamente el angelito de la historia. «Realizó la aberrante grabación en la que también participaba una niña de muy corta edad», tal y como informó la Policía Nacional. Y es que la pequeña tenía tan sólo tres años, según pudo saber LA RAZÓN.

De visita, en casa de un familiar

Los hechos tuvieron lugar en el domicilio de la menor de 13 años, donde vive con su madre y un hombre enfermo al que cuidan. Al parecer, la pequeña de 3 años es hija de un familiar del varón, por lo que algunas veces iba a casa de la joven. Una de esas veces, la chica, le dio las indicaciones de lo que tenía que hacer a la pequeña mientras ella grababa los hechos.

Los hechos después de la grabación se precipitaron como sucede en cualquier caso de «sexting». La joven de 13 años se lo mandó a un amigo de 14 mediante Whatsapp, una aplicación de mensajería instantánea para smartphones. Éste, a su vez, y a pesar de la corta edad de la pequeña, lo divulgó entre sus contactos. Rápidamente, el vídeo acabó subido en Youtube y fue compartido por miles de internautas en la Red.

Si bien, la grabación fue eliminada con celeridad, con lo que se consiguió frenar su viralización en internet. Gracias fundamentalmente a la colaboración ciudadana que alertó a la Comisaría y permitió que un equipo de agentes adscritos a la Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha se pusiera a investigar el caso.

Fueron unos investigadores de la localidad donde se grabó y comenzó la difusión del vídeo los que lograron identificar a la menor autora de la grabación. Allí, la joven junto a su madre, entregó el móvil con el que se había hecho la grabación, así como varias fotografías de la menor desnuda.

Aunque la investigación continúa abierta, ya hay seis menores arrestados. Entre ellos está el presunto responsable de subir la grabación a Youtube, el amigo de 14 años que compartió el vídeo y otras cuatro personas que compartieron las imágenes. La joven, al tener 13 años, no es imputable penalmente, a pesar de ser la autora de los hechos.

 

«Como ocurre habitualmente, no les pasará nada», afirma Isabel Menéndez, psicóloga de familia con especialidad en niños y adolescentes. Las consecuencias para la pequeña sí serán notorias. «Esto entra dentro de los abusos sexuales que si no son bien tratados dejan importantes secuelas».

«En niños muy pequeños, hasta nueve años, si han sufrido estos abusos una, dos o tres veces, normalmente los olvidan en el subconsciente, si son más frecuentes, no». Pero, aunque los aparcan, se mantienen latentes. «Se les olvida porque son pequeños y tienen unos resortes de supervivencia increíbles, pero hasta que por algo se les despierta este nefasto recuerdo. Ese resorte, en muchos casos es por su primera relación sexual voluntaria, porque no disfrutan o porque acaban de tener un hijo y les da un miedo excesivo que les pueda llegar a pasar algo, y te dicen que no saben si es cierto que fueron abusados de pequeños o lo han soñado», explica Menéndez; que insiste en el problema «que supone la sexualidad indiscriminada entre nuestros jóvenes, para los cuales no hay límites, no hay nada que esté prohibido por la cantidad indecente de información que reciben a diario sin filtros».

Pero si los menores se lo han ido mostrando unos a otros, «el trauma en la pequeña será infinitamente más dañino. Habrá gente, niños malos, que se lo recordarán y si lo tienen guardado se lo enseñarán. Si esto sucede, será un desastre para ella como para cientos de niños que están en su mismo caso.

Para la experta, no sería la primera vez que la joven hace eso a la pequeña de tres años. «Me imagino que ya habría hecho esto con la niña alguna otra vez cuando iba a su casa. Y como suele pasar en estos casos, lo diría en el colegio y algún compañero le diría que lo grabara. Y así lo hizo». «Este acto como su difusión debería tener consecuencias. Si bien la Ley del Menor se centra absolutamente en los derechos de los menores sin tener en cuenta sus deberes, por lo que no va a sufrir la consecuencia que sirva de ejemplo para el resto de niños», concluye.

Los seis menores arrestados podrían no ser los únicos, ya que la investigación continúa abierta con el fin de identificar a todos los jóvenes a los que la joven envió las fotos y el vídeo. La Policía Nacional, tras recordar que difundir, producir, vender o poseer un material pornográfico en el que haya menores es delito, dio una serie de consejos para los padres, como que conciencien a su hijos de las ventajas y riesgos de internet.

«Es necesario el control parental y estar con ellos, porque sólo con control no sirve, se lo saltan. Y explicar a los hijos que una acción tiene sus consecuencias, también en internet», afirma Begoña Ladrón de Guevara, presidenta de la Confederación de Padres de Alumnos.

Los casos se disparan al ritmo del acoso escolar

«Sobre el ''sexting'' no hay estudios porque es un fenómeno muy reciente. Pero se ha incrementado estrepitosamente. Hay los mismos casos de ''sexting'' que de acoso escolar», afirma Isabel Menéndez, psicóloga de familia especializada en niños y adolescentes. Y no son casos aislados. Prueba de ello, es que «el 8,1 por cierto de los adolescentes españoles afirma haber recibido en su móvil fotos o vídeos de chicos o chicas conocidos en una postura sexy», según un estudio de Pantallas Amigas. De ahí que la mejor herramienta sea prevenir. Desde Cofapa, la presidenta recuerda a los padres que «existen programas que filtran el acceso a determinados contenidos. Si bien, eso sirve cuando son pequeños, porque luego saben cómo poder saltarse estas medidas. Por eso, los padres debemos formarnos para poder educar a nuestros hijos en las nuevas tecnologías. Ellos las manejan bien, pero no saben la trascendencia de sus actos. Existen muchos cursos para formar a los padres en nuevas tecnologías. Internet ofrece cosas muy buenas, pero hay que conocer los peligros que puede llegar a suponer y saber las consecuencias de difundir un vídeo íntimo».

A golpe de reforma del Código Penal

Con el caso de la concejala socialista Olvido Hormigos en la memoria, se ultima la reforma del Código Penal sobre el «sexting», ahondando especialmente en la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento del protagonista. En principio, se sancionará con entre 6 meses a un año de cárcel. Este artículo permitirá así proteger el derecho a la intimidad, tantas veces vulnerado cuando una imagen o un vídeo íntimo acaba en las manos equivocadas. De modo que enviar o difundir o ser receptor de imágenes íntimas de otras personas no es inocuo. En el caso de que el autor del delito sea un menor de edad –entre 14 y 18 años–, les será aplicada la Ley del Menor. Eso sí, si bien en el análisis del delito se tratará según lo dispuesto en el Código Penal, en la determinación de la pena se establecerán sanciones según lo grave que sea la conducta llegando al internamiento o a prestar servicios a la comunidad si se estima oportuno.

Vía LaRazón.es

Read more...

Documental de Crónicas de La2 TV "Acoso en la sombra"

Os recordamos el documental de Crónicas de La2 TV "Acoso en la sombra"

  • La policía alerta del incremento de delitos contra la intimidad, especialmente entre los jóvenes.
  • Decenas de menores están siendo detenidos por difundir en la red imágenes de contenido sexual.
  • Pedófilos y pederastas han creado una comunidad virtual.

Si no quieres que se sepa, no lo cuentes. Cuánta más información publiquemos, cuántas más imágenes privadas subamos a la red, más vulnerables seremos.Jorge Flores, director de Pantallas Amigas, una asociación dedicada a la protección de la infancia y la adolescencia en Internet, lo tiene así de claro: “nuestra privacidad depende cada vez más de las personas con las que nos relacionamos y de la forma en que esa información se mueve en las redes sociales”.

Cuando una parte de nuestra vida llega a la plaza pública de Internet, hemos perdido el control sobre ella.

Sexting, una práctica muy peligrosa

Está de moda entre los jóvenes, y los no tan jóvenes. Una persona se graba con un teléfono móvil imágenes íntimas de contenido sexual, y se las da voluntariamente a un amigo o a una pareja. No hay nada delictivo en este comportamiento. El problema empieza cuando se difunden en la red sin su autorización.

“Le dio esas imágenes porque le quería. Y él las utilizó para amenazarla.”. Nos lo cuenta una madre que está luchando, junto a su hija, todavía menor de edad, para que todo ese material desaparezca de Internet. Un novio despechado lo utilizó, primero como chantaje, y después como venganza. Al hacer públicas esas imágenes, el daño es imparable.

Miguel Comín, director de la Fundación Alia2

Cada vez con más frecuencia, los protagonistas de esas imágenes y los responsables de su difusión, son menores de edad. Estamos hablando de pornografía infantil. En los últimos meses, la policía ha detenido a decenas de jóvenes, algunos no mayores de catorce años. Ignorar la ley, no les exime de responsabilidad.

El fenómeno, tiene mucho que ver con el uso masivo de los Smartphone a edades cada vez más tempranas.

Grooming…!más peligroso todavía!

Las víctimas suelen ser niñas y el acosador un hombre adulto que haciéndose pasar por una adolescente de su edad, consigue imágenes íntimas. Luego, se quita la máscara y empieza una espiral de violencia. Exige contenidos cada vez más denigrantes bajo la amenaza de hacerlos públicos, y las niñas, ceden.

La Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, investiga, en estos momentos, uno de los mayores casos de grooming de los últimos tiempos. Hay centenares de niñas atrapadas por el mismo depredador sexual.

Jorge Flores, director de Pantallas Amigas

La clave está en educar a los hijos

Pederastas online

Por si fuera poco, también los pederastas utilizan las nuevas tecnologías para intercambiar de forma fácil y segura material pornográfico. Internet ha favorecido la creación de una comunidad pedófila online.

Eduardo Casas, oficial de policia

La sociedad debe saber que “detrás de cada imagen de un niño abusado, hay un niño real”. Luis García, inspector jefe de la sección de menores de La Brigada de Investigación Tecnológica, considera fundamental no trivializar el consumo de pornografía infantil en la red. Nos asegura que, en este momento, hay miles de niñas abusadas. En algunos casos, las han visto crecer en los videos que investiga la BIT antes de poder detener al autor.

Siete días de vértigo

Una semana. Sólo siete días para encontrar al autor de un vídeo de pornografía infantil que circulaba en los foros restringidos de internet.

La resolución de este caso, ha sido uno de los mayores éxitos de la policía. Sus instrucciones eran conocer el vídeo de memoria, analizar hasta el último fotograma. Allí estaban las pistas que les llevaron a la isla de Mallorca. Lo que sucedió después, es digno de un guión de cine del que la policía quería escribir el final: salvar a cuatro niños de los abusos y detener al autor.

Read more...
Subscribe to this RSS feed
Back to top