¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos frente al sexting?

Los cursos gratuitos online que Orange, a través de su área de RSC, imparte para madres y padres «Uso seguro y responsable de las TIC», te comento los detalles para ver si finalmente te encaja.

En el marco de su iniciativa Navega Seguro, Orange imparte cursos gratuitos para madres y padres en los que, con una duración de 20 horas, se abordan temas como hábitos de uso y respuesta de menores y adultos ante los riesgos; principales riesgos a los que se enfrentan los menores en el uso de las TIC, Redes Sociales, uso seguro y responsable; privacidad e identidad digital, aspectos jurídicos o herramientas de control parental entre otros.

No son pocas las informaciones que últimamente destacan que chicos y chicas menores de edad difunden en las redes sociales fotos suyas con un marcado tono sensual e, incluso, pornográfico. Actualmente, una de las grandes preocupaciones de los padres es el sexting y el temor a que sus hijos lo estén practicando. El sexting conlleva la difusión incontrolada de fotos o vídeos de contenido provocativos  y/o sexual a través del móvil, webcam u otros dispositivos electrónicos.

Los menores suelen considerar esta práctica como algo inocente e incluso divertida y la realizan los propios protagonistas de forma voluntaria. Las motivaciones que les llevan a hacerlo son diversas: desde una simple muestra de cariño hacia su pareja, hasta liga, tener más amigos, o incluso ser más votados en páginas que establecen rankings de fotos mas provocativas.

Los menores se exponen a que estas imágenes se difundan de forma incontrolada por la red. Nadie nos asegura que las personas a las que van dirigidas las imágenes no las difundan a su vez, en el presente o quizá en el futuro. El robo de las contraseñas o la pérdida del móvil pueden ocasionar el mismo resultado.

Un estudio reciente refleja que el 88% de las fotos y vídeos de contenido sexualmente explícito terminan publicados en espacios web pornográficos.

La pérdida de privacidad del menor al ver expuesta al público su intimidad, puede ocasionarle graves daños psicológicos. Además, estas imágenes pueden ser utilizadas para realizar un hostigamiento continuado al menor de diferentes formas (grooming, ciberbullying...)

¿Qué pueden hacer los padres?

Los expertos de Orange recomiendan:

1. Hablar con nuestros hijos, informarles de que cualquier elemento publicado online pierde el carácter de privado y corre el riesgo de ser interceptado por terceros por lo que de ningún modo debe distribuirse a través de las TIC contenidos que no quieren que sean vistos por terceras personas.

2. Informar y recordar a los menores del carácter semipúblico de las redes sociales independientemente de las opciones que éstas ofrecen para hacer fotos, mensaje y conversaciones privadas.

3. Si el menor envía este tipo de fotos o mensajes y otro usuario los hace públicos sin el permiso del primero, debemos recordar que los derechos a la propia imagen y a la intimidad se mantienen en la red, siendo una infracción de los mismos la difusión y publicidad de aspectos de la vida privada del menor cuando éste o su familia no hayan dado su consentimiento.

4. Para ayudar psicológicamente al menor afectado siempre es recomendable consultar con un profesional, ya que puede estar pasando por momentos difíciles al ver expuesta su intimidad ante todo el mundo.

5. Los menores deben de aprender a valorar la privacidad de sus datos.

Desde Navega Seguro puedes acceder a artículos y vídeos a través de los que puedes estar puntualmente informado sobre los posibles riesgos del uso de las TIC pero también sobre sus enormes oportunidades. Además, te ofrecemos información concreta para ayudarte a tratar estos temas con tus hijos e hijas en función de sus edades.

Fuente: navegaseguro

Read more...

Imputados cuatro menores por un caso de «sexting» a una chica de 13 años

Un total de seis personas han sido imputadas en el transcurso de la operación «Piopio» desarrollada por el Emume de la la Guardia Civil de Málaga por distribuir imágenes sexuales de una adolescente de 13 años.

Cuatro de los implicados son menores de edad y se les acusa de los delitos de distribución de pornografía infantil a través de Internet y contra la intimidad y derecho a la propia imagen.

La investigación se inició el pasado mes de marzo cuando una menor de 13 años de edad interpuso una denuncia en la que manifestó que circulaban imágenes suyas que afectaban a su intimidad a través de WhatsApp y en la red social Twitter.

La primera línea de investigación se centró en localizar dichas imágenes, comprobando que efectivamente habían sido distribuidas entre una gran cantidad de personas, muchas de ellas menores de edad, por lo que se procedió a eliminar de la circulación de Internet dicho material.

Fuente: ABC Andalucía

Read more...
Subscribe to this RSS feed
Back to top