Al 70% de los padres españoles les preocupa que sus hijos sean víctima de ciberbullying

Una encuesta realizada por Kaspersky Lab y B2B International muestra que el 18% de los padres españoles siente que no puede controlar lo que su hijo ve y hace en Internetpese a que al 70% de ellos les preocupa que pueda enfrentarse a algún tipo de acoso cibernético.

Los intentos bien intencionados de los adultos de dar a sus hijos un poco de intimidad pueden, de hecho, hacerles más vulnerables al acoso y al abuso online. Por ejemplo, sólo el 17% de los padres españoles dice que son amigos o siguen a sus hijos en las redes sociales y únicamente el 30% vigila la actividad en línea de sus hijos. Igualmente, sólo el 31% habla con sus vástagos sobre los riesgos online, lo que podría reflejar una falta de confianza y comprensión.


El estudio encontró que los niños son, a menudo, reacios a admitir que están siendo acosados: un 25% de los padres cuyos hijos habían sido sufrido ciberbullying admitió que pasó un periodo largo hasta que se percató. Este hecho es especialmente preocupante porque los abusos online pueden extenderse fácilmente a la intimidación en el mundo real, situación que ha encontrado un 26% de  los padres afectados.

El impacto emocional a largo plazo provocado por el acoso online puede ser devastador para los jóvenes y los padres necesitan saber cómo pueden actuar para detenerlo. El estudio de Kaspersky Lab muestra que el 48% de los padres españoles con hijos acosados se vio obligado a intervenir para resolverlo mientas que más de la mitad, el 52%, no hizo nada en particular.

En su compromiso por educar y apoyar a los niños y a sus padres en la lucha contra el ciberbullying, Kaspersky Lab forma parte de una campaña mundial que ha organizado un panel de alto nivel para debatir este tema durante el Mobile World Congress 2015 en Barcelona.

“Internet tiene una gran cantidad de beneficios, pero por desgracia, también permite a ciertas personas dar rienda suelta a su carácter destructivo, y el acoso cibernético se ha convertido en un problema muy extendido en la actualidad. Para las víctimas, el daño psicológico puede ser enorme y duradero. Probablemente no hay  una respuesta puramente tecnológica, pero tenemos que hablar de ello para crear conciencia de este problema y ayudar a los jóvenes y a sus padres a que disfruten con seguridad de todas las cosas buenas que Internet puede ofrecer", ha asegurado Eugene Kaspersky, CEO de Kaspersky Lab.

Por su parte, Janice Richardson, asesora de European Schoolnet y co-fundadora de Insafe  comentó durante el panel de discusión en el Mobile World Congress que: “El ciberacoso… y el acoso, en general, son temas muy importantes para  los jóvenes y necesita que lo abordemos desde un enfoque integral que involucre a los padres y maestros, así como los propios niños y adolescentes. El problema central es que nuestras herramientas de comunicación han evolucionado enormemente en las últimas décadas y, sin embargo, el desarrollo de habilidades de alfabetización digital no está manteniendo el ritmo”.

Prevenir completamente el acoso cibernético puede ser muy complicado, pero hay algunas medidas sencillas que se pueden tomar para proteger a los niños del ciberbullying y sus consecuencias.

Por ejemplo, la revisión de la configuración de privacidad en las redes socialespermite a los adultos ayudar a los niños a controlar quiénes pueden ver los post y escribir comentarios. Hacer pleno uso de la configuración de control parental de aplicaciones de software y soluciones de seguridad puede ofrecer una mayor protección y tranquilidad.

Pero es necesario ir más allá de la tecnología. Se necesita de los padres para explicar lo importante que es mantener la información personal en privado, y no revelar detalles como dirección, número de teléfono, colegio, número de tarjeta de crédito, entre otros;  para pensar en lo que están compartiendo y con quién; y para saber a  quién recurrir en busca de ayuda cuando se sienten intimidados o angustiados.

Fuente: http://www.cibersur.com/

Login to post comments
Back to top